Llega el final de la 36ª edición de La Semana del Libro en Catalán. Esta ha sido la edición con más participación de expositores, un total de 210. También la que ha cobijado más concentración y cantidad de títulos diferentes editados en catalán. Esta Semana cierra con la satisfacción de haber logrado, nuevamente, su principal objetivo: dar visibilidad a los libros, revistas y publicaciones periódicas en catalán.

La Semana 2018 ha sido una edición llevada a cabo con una estrecha colaboración entre multitud de entidades: las bibliotecas públicas, las entidades culturales, las empresas privadas y las instituciones públicas … Todas han unido para avanzar en el fomento de la lectura en catalán y en la creación de nuevos lectores y convirtiéndose, definitivamente, en la gran manifestación de la potencia de la empresa editorial en catalán.

Joan Sala, Presidente de La Semana, además de constatar el éxito, y no ya la consolidación sino la fortaleza de la efeméride, comentaba: «Ya podemos afirmar que tenemos una feria de libros profesional». Y ha declarado: «Tenemos una feria de libros normal de país normal. Cerramos con la satisfacción de haber hecho un trabajo bien hecho «.

Por otra parte, Montse Ayats, Presidenta de Editors.cat, manifestó que «La Semana es una clara demostración de que la visibilidad de la edición en catalán nos permite llegar a nuevos lectores y estoy segura de que tendremos un buen otoño desde el punto de vista de las ventas. «

La feria también ha convertido en un espacio de homenajes y reconocimientos, se especial el del 22º Premio Trayectoria, que ha recibido Guillem Terribas por «su incansable activismo cultural, su larga trayectoria como librero de referencia y su clara voluntad de promoción, difusión y defensa de la cultura catalana».

(VÍDEO GUILLEM terri youtube)

Libreros y editores están de acuerdo en el éxito de afluencia y ventas. Oriol Canosa, De Pimienta Negra y Mireia Perelló de La Imposible han afirmado que «para nosotros ha sido un buen año. Cada vez hay más gente que conoce la Semana y ya no sólo se llena los fines de semana, sino que los días de cada día también hay gente «.

El nuevo formato que se ha puesto en marcha este año de mezclar librerías y editoriales ha dado riqueza a la feria y beneficiado a los usuarios. Hemos podido ver mucha más variedad que en ediciones anterior, pero también la numerosa oferta de actividades cada año tienen más seguidores.

En esta 36ª edición, como ya se hizo en la edición anterior, y gracias a la colaboración con el Institut Ramon Llull, 18 editores y agentes literarios de 16 países diferentes, han podido vivir y descubrir la madurez de nuestra literatura.

La sensación general una vez cerrada esta edición es de éxito. La Semana es una feria y una fiesta, como dice la presidenta del Gremio de Libreros de Cataluña, M. Carmen Ferrer. Es una feria de pisar la calle, y sobre todo, es algo que la hemos hecho entre todos. Es nuestra, la sentimos como tal.

Treinta y seis años de existencia dan para mucho: momentos duros y difíciles, aprendizaje constante edición tras edición, muchísimas horas de trabajo, pero la ilusión y las ganas de innovar y de hacer grande el libro en catalán no se agotan nunca.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.