A mediados de julio publicamos una crónica sobre la exposición “La fotografía creativa en Cataluña (1973-1982)” que se ha podido ver este verano en la Virreina. Hoy volvemos a hablar para que esta semana se ha presentado el libro catálogo que se ha editado como complemento de la exposición. Es una lástima que, como decíamos, llegue con tanto retraso, cuando está a punto de cerrar la muestra que, como señalaron los responsables de la Virreina, ha tenido una gran acogida de público superando todas las expectativas. Esto demuestra el interés por la fotografía y su historia y también, sin duda, la calidad expositiva de la muestra. Pero lo cierto es que gracias a esta publicación quedará un testimonio perdurable de un período de notable importancia para la fotografía en nuestro país.

“La fotografía creativa en Cataluña (1973-1982)”: El libro | Foto: Josep Maria Cortina

El libro, que presentaron el director de la Virreina, Valentín Roma, La comisaria de la exposición y autora del libro, Cristina Zelich y el fotógrafo Joan Fontcuberta, No es de hecho un catálogo al uso. Su formato, de dimensiones reducidas, se parece mucho más al de un libro convencional. Ya la portada da una señal muy significativo a este respecto cuando en lugar de una imagen fotográfica reproduce un fragmento de una carta relacionada con las Jornadas Catalanas de Fotografía 1979.

Y también su contenido es, para mí, sobre todo un análisis historiográfico muy profunda de los años de aparición de la llamada fotografía creativa y de sus protagonistas, fotógrafos, galeristas y editores e instituciones que la impulsaron con gran fuerza.

El libro se inicia con un completa relación cronológica de todas las actividades de las galerías y centros de exposiciones con exhaustivo detalle de los participantes, una información que sin duda ha requerido un notable trabajo de recopilación.

A continuación, y después de unas imágenes recordatorias de la sala de exposiciones donde se ha celebrado la muestra, se presenta para mí el cuerpo principal del libro: El brillante ensayo de Cristina Zelich, Historiadora de la fotografía, que tuvo una participación directa en este movimiento y que por tanto el conoce de primera mano. Este trabajo será sin duda una fuente imprescindible para el conocimiento de la fotografía en nuestra casa y sería bueno que algún día se ampliara el marco temporal que cubre proyectándolo hacia adelante.

El texto está complementado por múltiples imágenes de carteles, publicaciones, retratos de fotógrafos y otros documentos que se presentaban en la muestra y que también aquí enriquecen el contenido del escrito. Es una lástima, sin embargo, que el reducido formato del libro haga que la dimensión de las imágenes sea tan pequeña que no resulte fácil su visión.

A continuación entramos ya en el capítulo dedicado a las imágenes: una selección de doscientas fotografías de que se mostraban en las salas de la Virreina. En estas salas las fotografías se presentaban no siguiendo los autores sino ordenadas temporalmente y en función de las galerías o medios que las habían expuesto, por lo que era fácil seguir el trayecto expositivo. Este método se rompe en el libro y no queda claro cuál es el criterio de ordenación y de presentación de los diferentes autores que aparecen un poco mezclados.

Por último, en un capítulo final, se presenta una recopilación de textos, análisis teóricos, artículos de prensa y entrevistas escritos o protagonizados por miembros de aquella generación. Todos ellos de considerable interés y que contribuyen a dibujar en profundidad el período estudiado.

En resumen, un libro que será de consulta obligada para todos los interesados ​​y estudiosos de la fotografía en nuestro país. De todos modos, los que aún no hayan visitado la exposición tienen tiempo de hacerlo hasta el 14 de octubre. Tendrán una visión que el libro completa pero que no puede sustituir.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola