La Tarde Negra de la Semana del Libro en Catalán ha ofrecido una muestra de la variedad de novela negra de autores catalanes. las editoriales La Vocal de Lis, Pagès Editors, Libros del Delito y Alrevés han protagonizado mesas redondas donde los autores del género han presentado las novedades más criminales de la reanudación literaria.

Raquel Gámez | © La Semana

«Si Henning Mankell situaba sus obras a Malmö y todos la entendíamos, por qué no en Lleida?». Montse Sanjuán, Autora deAnna Grimm. memoria Mortal explicaba así la desvinculación de la novela negra de las grandes ciudades (y por tanto, de escenarios generalmente conocidos), reivindicando que esto no aleja al lector de la historia. En las mesas redondas de la Tarde Negra han aflorado temas de debate como la variedad de localizaciones de la acción, la complejidad psicológica de los personajes o los debates existenciales planteados a las historias. Los autores también han puesto sobre la mesa la reivindicación de la libertad de expresión y la falta de paridad en el mundo editorial.

El actor Miquel Ripeu, Conocido por sus papeles en Crackòvia y Polonia, Ha presentado con un punto de humor la mesa redonda de La Vocal de Lis, titulada La Barcelona Negra (humor, sexo, dudas, venganzas y crímenes). Ripeu se ha puesto en el papel de lector dudoso, y los autores han tenido que explicar por qué se debería decidir por su libro. Berta Pardina, Autora de La plaza de la duda, Ha presentado una novela coral donde nos ponemos en la piel de muchos personajes con conflictos diversos que habitan una misma finca. La autora hace de Barcelona una protagonista más, hablando de sus barrios desde las vivencias personales. Alfred Picó y Sandra Palau han hecho entusiasmar Ripeu con los dramas de la novela Amor de mala muerte. Un matrimonio y sus conflictos protagonizan la historia, y Picó afirmó que tanto él como Palau han vertido «todas las fantasías internas», desde las más sensuales hasta las más violentas. Julià Bretos advirtió a los lectores que no se dejaran disuadir por el gran grueso de su novela En las entrañas del templo , Ya que explica todos los misterios ocultos tras la construcción de la Sagrada Familia. Ripeu ha terminado prometiendo convencido de que se les leería los tres.

Mesa redonda de los autores de La vocal de Lis en La Semana del Libro en Catalán

A Lo Marraco Negro, Colección de Pagès Editors, Muchos de los autores han aprovechado la niebla leridana para dotar a la historia de misterio e incertidumbre. Marta Alòs estrena en el género con ojos Esmeralda, Donde encontraremos toques de otros géneros habituales de la autora como la novela romántica y la erótica. Montserrat Espallargas, con El Clan de Sa Ràpita, Presenta un asesinato a un rector de universidad para mostrar hasta dónde se puede ser capaz de llegar por el prestigio. A Anna Grim. memoria Mortal, Montse Sanjuán revela las investigaciones de una moza de escuadra que debe resolver simultáneamente un asesinato reciente ocurrido y uno antiguo, y muestra así qué pasa cuando «el pasado no se cierra bien». Nuria Queraltó, con Te dirán que es al azar, Plantea «qué pasa con nuestra libertad cuando nos encontramos en una situación de extrema dependencia». Y Jordi Agut sigue a El último defensa las investigaciones internacionales de un agente británico por un crimen ocurrido durante la Eurocopa de Baloncesto. La colección fue aplaudida por ser la única de las cuatro que contaba con más autoras que autores.

Los autores de la colección Crims.cat

Libros del delito presentó dos novelas muy diferentes. Por un lado, Emili Bayo une crimen y actualidad política en una trama: a Más que rabia, Ante el asesinato de un dirigente independentista, leemos la voz de once personajes, cada uno con una opinión singular sobre la actualidad. Según Bayo, «actualmente parece que la realidad política sólo se pueda ver de dos maneras, y quiero mostrar que hay muchas maneras de encarar el momento social y político». Por otro lado, Raquel Gámez explica con No digas nada el camino hacia la perdición de una familia que se resiste a afrontar la realidad. El único hijo adoptivo de un matrimonio supuestamente idílico, Demian, tiene una enfermedad que sus padres no quieren aceptar, y lo fuerzan a intentar ser como el resto de niños. Gámez quiere «utilizar el género negro para hacer crítica social».

Los editores de la colección Crims.cat también han querido reivindicar la deslocalización de las tramas de la novela negra. Francesc Puigpelat ha presentado Megret y los Anarquistas, Un detective inspirado en el Maigret de Georges Simenon que cruza los Pirineos en plena guerra civil tras unos contrabandistas. Salvador Casas, a Un cadáver inquieto, Nos presenta a un personaje al que se le envuelve la madeja hasta el punto de tener que suplantar la persona que ha asesinado. Isabel-Clara Simó adelantó detalles de su novela aún por publicar: su título provisional es la cerbatana, Pasará al campo, y mostrará, causado por los celos, un «crimen perfecto».

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola