La bomba de agua es fundamental en tu coche, especialmente porque esta es el corazón del sistema de refrigeración. Para hacer el cambio, puedes recurrir a un taller especializado en: https://www.autingo.es/, donde encontrarás los mejores talleres en tu ciudad, y con los mecánicos más capacitados.

Por otra parte, esta es una reparación que tiene un grado de complejidad bajo, y que puedes incluso hacer por tu cuenta. Para ello te he preparado este post, con unos consejos prácticos a la hora de cambiar la bomba de agua, y que te serán de gran ayuda.

¿Qué tener en cuenta para el cambio de la bomba de agua?

El cambio de la bomba de agua puede resultar un poco costoso dependiendo del modelo de tu coche, porque varía según la mano de obra. Puede que pagues un coste entre unos 300 e incluso hasta 1000 euros, dependiendo de la cantidad de trabajo y tiempo que amerite.

Sin embargo, en un desguace puedes encontrar una bomba de agua a un precio entre los 60 y los 150 euros, por lo cual puedes tener un gran ahorro. En todos los casos, es indispensable tener en cuenta que, el cambio debe hacerse siempre de la siguiente manera:

Bajar la bomba vieja

Es de vital importancia bajar la bomba vieja del motor, pero para ello tu coche debe estar frío y elevado. Antes de iniciar debes asegurarte de drenar todo el líquido refrigerante del sistema, y de esta forma podrás comenzar con el proceso de bajar la bomba.

Debes asegurarte de desconectar las mangueras que salen de la bomba, porque de esta forma te asegurarás de no dejar restos de refrigerante. También debes aflojar los tornillos de fijación, para proceder a retirar la bomba del motor de una manera rápida y eficiente.

Instala la bomba nueva

La instalación de la bomba nueva iniciará por la comparación de la bomba a instalar con la bomba que quitaste. Asegúrate de que es el mismo modelo, y así podrás saber que no tendrás problemas con la bomba para su instalación.

Colócala en su sitio, y fíjala con los tornillos de fijación hasta que quede completamente firme. Conecta nuevamente las mangueras, y procede a llenar el sistema con líquido refrigerante, hasta que esté completamente lleno, momento en el cual debes encender el coche para purgar el sistema y rellenar el líquido faltante. Finalmente, debes esperar 4 horas para volver a utilizar el coche nuevamente.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.